MIS FAVORITOS

domingo, 10 de octubre de 2010

AQUETIPO 7: EL ENCANTADOR



El encanto es la seducción sin sexo. Los encantadores son manipuladores que nos consumen, nos gastan nuestra atención, encubren su destreza generando un ambiente de bienestar y placer. El método de ellos es desviar la atención de si mismos y dirigirla a su objetivo. Comprenden tu espíritu, sienten tu pena, se adaptan a tu estado de ánimo. En presencia de los encantadores te sentís mejor, te hacen sentir cómodo, te prestan demasiada atención, y poco mas te ponen en un pedestal. Los encantadores no discuten, no pelean, siempre buscan la comprensión, no nos fastidian, siempre con nosotros están bien, que podría ser mas atractivo?. Al atraerte con su dulce labia, te hacen dependiente de ellos, y su poder aumenta.

Los encantadores según Robert Greene satisfacen los aspectos tentadores y que nos hacen adictiva la sexualidad (la atención concentrada, el mayor amor propio, el cortejo placentero, la comprensión (real o no)) pero nunca dar el sexo mismo, sino esquivarlo. Pero a su vez bajo toda superficie de tentativa mantiene una posibilidad, un señuelo sexual.
Los encantadores hechizan a la gente dándole lo que a ellos les fascina, atacan su vanidad, su ego, su amor propio. Pero a su vez esta estrategia no debe ser clara, la sutileza es la gran habilidad del encantador.

Rasgos del Encantador:

1- Haz de tu objetivo el centro de atención: El encantador pone todo su interés en el objetivo, le pregunta cosas sobre el, lo halaga, lo admira, y lo hace sentir cómodo. Pero sobre el encantador jamás se centrara la atención. Para ser un encantador debes aprender a escuchar y observar. Tienes que dejar hablar a tus objetivos y con ello quedaran al descubierto cosas en las cuales fundamentar tus oraciones.
2- Se una fuente de Placer: Nadie quiere saber de lo que pasa por tu vida, ni de tus problemas. Escucha las quejas de tus objetivos, pero sobre todo distráelos de sus problemas dándoles placer. Tienes que ser alegre, tener diversidad, mostrar que estas feliz a su lado, y ellos caerán bajo tu hechizo, te necesitaran y te reclamaran cuando no estés.
3- Convierte los conflictos en soluciones: El encantador sabe como resolver conflictos. Jamás provoques antagonismos que sean inmunes a tu encanto, frente a las personas agresivas, retírate, déjalos conseguir sus pequeñas victorias. Siempre da ideas, insinúa sugerencias. Encantada por tus habilidades diplomáticas, la gente no notara tu creciente poder.
4- Lleva a tus victimas a sentirse cómodas contigo: La clave para hacer que tus victimas se sientan cómodas es ser su reflejo, adaptarse a sus estados de ánimo. Las personas son narcisistas se sienten atraídas por quienes se parecen mas a ellas.
5- Muestra serenidad y dominio de ti mismo ante la adversidad: Exhibir un aspecto tranquilo y sereno frente a lo desagradable relaja a los demás. Te hace parecer paciente, como a la espera de que el destino te ofrezca una carta mejor, o seguro de que puedas cautivar a la suerte misma.
6- Vuélvete Útil: Si la ejerces con sutileza, tu capacidad para mejorar la vida de los demás será endiabladamente seductora. Tus habilidades sociales resultaran importantes en este caso: crear una amplia red de aliados te dará la fuerza necesaria para vincular a las personas entre si, lo que les hará sentir que conocerte les facilitara la existencia.

Ejemplos de Encantadores:

1- En la década de 1870, la reina Victoria de Inglaterra llego a un mal momento en su vida. Su amado esposo, el príncipe Alberto, había muerto en 1861, dejándola muy triste. Victoria se alejo de la vista pública, en consecuencia la monarquía perdía popularidad, y por lo tanto poder.
En 1874 el partido conservador asumió al gobierno y su líder político Benjamin Disraeli, de setenta años de edad se convirtió en primer ministro. El protocolo de toma de posesión de su cargo le exigía presentarse en el palacio para tener una reunión con la reina. Jamás ha habido 2 personas más disparejas: Disraeli, judío de nacimiento, era de piel morena y rasgos exóticos para los ingleses. La reina por su parte era obstinada, de actitud formal y gusto simple. La reina empezó a recibir informes de Disraeli sobre debates parlamentarios, en los escritos se dirigía a ella como “reina benefactora”, la adulaba, al principio Disraeli también le regalo todas sus novelas, y la Reina le regalo a el un libro que ella había escrito. Desde este entonces en su cartas dejaba caer la frase “nosotros los escritores…” con esto la Reina resplandecía de orgullo. En 1876 Disraeli pidió nombrarla “Reina Emperatriz” y la soberana dio un Si de alegría.

El método de Disraeli consistió en enfocarse en dos aspectos claves de la personalidad de la Reina Victoria: su seguridad en si misma, y su sexualidad. El era un maestro para halagar el ego de la otra persona. Como dijo una princesa inglesa “Cuando Salí del comedor tras haberme sentado junto a Mister Gladstone pensé que el era el hombre mas listo de Inglaterra. Pero luego de haberme sentado junto a Mister Disraeli, pensé que yo era la mujer mas lista de Inglaterra.” Disraeli era un encantador nato, obraba su magia con un toque delicado, que insinuaba una atmosfera divertida y relajada, en particular en relación con la política.

2- En 1761 murió la emperatriz Isabel de Rusia, y su sobrino ascendió al trono bajo el nombre de Pedro III. Pedro siempre había sido un niño en el fondo, y entonces como zar de Rusia podía hacer lo que quisiera y que el mundo rabiara.

Durante los difíciles meses mientras Pedro ofendía a casi todos en el país, Catalina (esposa de Pedro, una princesa alemana, muy respetada por los Rusos ya que aprendió su lengua, su cultura, hasta se había convertido a la iglesia ortodoxa rusa) mantuvo discretamente un amante, Grigori Orlov, teniente de la guardia real (Catalina y Orlov conversaban y este le decía que el ejercito estaba con ella y la instaba a dar un golpe de estado).

El régimen de Pedro fue represivo, y los arrestos y ejecuciones se acumularon. El también se volvió mas abusivo con su esposa, amenazando con divorciarse y casarse con su amante. En una noche de copas, fuera de si por el silencio de Catalina y su incapacidad para provocarla, el ordeno su arresto. La noticia se propago pronto, y Orlov (amante de Catalina) corrió a advertir a esta que se encarcelaría o ejecutaría a menos que actuara rápido. Esta vez Catalina se puso su vestido mas sencillo, no se arreglo ni el pelo y fue al cuartel del ejercito. Ahí los soldados se arrodillaron ante ella y besaron la orla de su vestido. Le dieron un uniforme militar y junto a ella marcharon hasta el palacio. Todos aplaudían a Catalina y todos pensaron que Pedro tenia que ser destronado. Pronto llegaron sacerdotes a dar a Catalina su bendición lo que emociono aun mas al pueblo.

Cuando Pedro se entero de esa rebelión pacifica, se puso histérico, y acepto abdicar esa misma noche. Catalina se volvió Emperatriz de Rusia sin una sola batalla, y ni siquiera un disparo.

Siempre en algún momento de nuestras vidas habrá personas difíciles que debemos enfrentar: el inseguro crónico, el histérico, el matón, el mentiroso. Tu capacidad para desarmar a esas personas resultara una habilidad invaluable. Pero debes tener cuidado si te muestras pasivo te pasaran por arriba, si te muestras afirmativo acentuaras sus monstruosas cualidades. Como hacer entonces? Por fuera se cortes. Adáptate a sus estados de ánimo. Accede a su espíritu. Por dentro calcula y espera: tu rendición es una estrategia no un modo de vida. Cuando llegue el momento, se invertirán las posiciones. Su agresividad les meterá en problemas, y eso te pondrá en posición de rescatarlos/as, con lo que recobraras tu superioridad.

Peligros:

1- Hay quienes son inmunes al encantador en particular los cínicos y los confiados, que no necesitan confirmación. Estas personas suponen que los encantadores engañan y son manipuladores, y si eres un encantador aléjate porque pueden causarte problemas.
2- Los encantadores políticos son mas difíciles de manejar, su método conciliador, movedizo y flexible de hacer política, volverá enemigos tuyos a todos los rígidos creyentes de una causa. Por ejemplo si tu estas de acuerdo con aprobar una ley y tienes una gran mayoría contigo, pero debes pensar que también existen personas que no quieran esa ley aprobada por ende tu eres su enemigo.
3- Los encantadores deben saber cuando hibernar (perderse por un tiempo) y cuando es oportuno su poder de persuasión. Conocidos por ser flexibles a veces deben actuar inflexibles para ser respetados.

Fuente: Robert Greene
Libro: El Arte de la Seducción

Éxitos Sargeo!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusto la figura del politico como el encantador, ellos nos hacen creer que somos los mas importantes cuando los tenemos a nuestro lado, asi seducen nuestro voto. Excelente Sargeo!

Saludos Shox

Anónimo dijo...

yeaaaaahhhhhhh XD, buena WEB XD

ANTUAN dijo...

muchas gracias, intentamos hacer que lo publicado se pueda ver a su vez en la realidad.